Liposucción: En qué consiste y cuándo hacerse una

La liposucción es el procedimiento estético más efectivo que existe actualmente para eliminar la acumulación de grasa localizada en el cuerpo, la misma puede estar en el abdomen, las caderas, los muslos o la papada.

A este aumento de la acumulación de grasa se le conoce médicamente como lipodistrofia y por lo general es una grasa que no puede combatirse fácilmente  con ejercicios o masajes, razón por la cual las personas recurren a la liposucción.

Por tratarse de un procedimiento que extrae del cuerpo la grasa localizada, no se le considera como un tratamiento para luchar contra la obesidad o el sobrepeso.

Si estás pensando en realizarte una liposucción has llegado al sitio indicado, pues aquí tenemos toda la información referente a esta técnica que debes saber.

¿En qué consiste una liposucción?

La liposucción es una intervención quirúrgica del tipo estética que está destinada a eliminar de forma directa los depósitos de grasa localizados en diferentes partes del cuerpo, como lo son el abdomen, las, caderas, los muslos, la papada, las rodillas e inclusive los tobillos.

Los pacientes que se someten a una liposucción por lo general no sufren de sobrepeso, simplemente recurren al procedimiento con la finalidad de mejorar su figura física.

Qué es la liposucción

Antes del procedimiento el paciente debe asistir a la consulta médica, en la cual se determinará el área a tratar, luego tendrá que realizarse una serie de exámenes médicos antes de someterse a la cirugía.

Para realizar la liposucción es necesario colocarle al paciente anestesia local, general o en algunos casos epidural, el médico junto a su equipo rotulará las áreas en las que se encuentra localizada la grasa.

La extracción de la grasa que se encuentra debajo de la piel, se realiza con el apoyo de cánulas finas, las cuales están conectadas a un sistema de succión al vacío que se encarga de extraer la grasa.

Antes de la succión de la grasa en cirujano introduce una solución que está conformada por solución salina, anestesia y una droga encargada de contraer los vasos sanguíneos; de este modo logrará que la grasa se disuelva y  se separe más fácilmente del tejido subcutáneo.

Una vez terminado el paso anterior el médico se ocupará de realizar la lipoaspiración de la grasa que ha sido previamente disuelta.

Por lo general esta intervención estética tiene una duración que oscila entre 1 hora y 3 horas, eso dependerá de la cantidad de grasa localizada que tenga el paciente y de la técnica usada por el cirujano.

Luego de que ocurre la intervención el paciente debe quedar recluido en el hospital mínimo por un día, para que el médico pueda supervisar la evolución y prevenir la formación de edemas, así como controlar la inflamación y manejar el dolor.

Para eliminar los líquidos el paciente debe usar drenajes.

La recuperación puede ser algo dolorosa, por lo que será necesario mantener reposo los días posteriores a la intervención.

Es una cirugía segura y eficiente, que presenta muy bajos riesgos, razón por la que cada vez más personas recurren a ella.

¿Cuándo debes someterte a una?

Como mencionamos anteriormente la liposucción es una cirugía estética, la cual no está indicada para tratar problemas de sobrepeso, obesidad grave u obesidad mórbida, sino que se trata de un procedimiento para mejorar la figura del cuerpo mediante la eliminación de la grasa localizada.

El momento para someterte a una liposucción es aquel en el que no logras deshacerte de la grasa ni con dietas ni con ejercicios, lo que lamentablemente afecta la figura de tu cuerpo.

Asimismo, es necesario que cuando decidas realizarte una liposucción te encuentres en condiciones generales de salud estables y que cuentes con la madures mental y emocional necesarios para someterte a esta intervención.

Cuidados post liposucción

La liposucción es una cirugía estética invasiva, por lo que en ocasiones la recuperación puede llegar a ser dolorosa, especialmente durante las primeras horas y días.

Es muy normal que ocurra la aparición de moretones y de que dolor se localice en las áreas tratadas.

Qué liposucción necesito

Tras la intervención es necesario que el paciente haga uso de fajas ortopédicas especiales, ya que las mismas se encargan de reducir las irregularidades de la piel y fomentar que esta se adapte al tejido tratado.

Pasados 15 días de la liposucción el paciente debe acudir a realizarse sesiones de masajes y drenaje linfático, con la finalidad de drenar el área intervenida, disminuir la inflamación y acelerar la recuperación, para de ese modo apreciar los resultados.

Entre otras indicaciones, la persona que se somete a una liposucción debe contar con una dieta balanceada baja en grasas y rica en fibras y proteínas, tomar abundante agua y realizar una rutina de ejercicios i de actividad física.

Con la liposucción las personas lograrán reducir medidas y al mismo tiempo cambiar su estilo de vida.

¿Cuánto duran los resultados de la liposucción?

Los especialistas aseveran que una vez ha sido succionada la grasa, esta no vuelve a regenerarse, por lo que afirman que los resultados tras la operación son definitivos.

Sin embargo argumentan que esto no quiere decir que el paciente no vuelva a ganar peso o grasa, pues todo dependerá de los hábitos alimenticios y de estilo de vida de cada cual, pero alegan que de volver a aparecer la grasa esta se distribuye de forma más uniforme y en más fácil de vencer con dietas y ejercicios.

Beneficios de la liposucción

Entre los principales beneficios que se obtienen de una liposucción, están:

  • Elimina la lipodistrofia.
  • Mejora la silueta del cuerpo.
  • Mejora significativamente la celulitis.
  • Ayuda a reducir tallas y peso.
  • Mejora los hábitos alimenticios y estilo de vida.
  • Aumenta la autoestima de quienes se someten a una de ellas.

Riesgos de la liposucción

Toda intervención quirúrgica posee riesgos que el paciente debe conocer, pero los mismos pueden evitarse siempre y cuando se acuda a profesionales capacitados y con experiencia comprobada.

Sin embargo una liposucción puede presentar los siguientes riesgos:

  • Trombosis venosa.
  • Equimosis.
  • Hipostesia de la porción de piel que fue tratada.

La liposucción es una operación estética que no solo mejorará tu condición y apariencia física sino que también tendrá un impacto emocional y mental importante, por lo que antes de someterte a una de ellas debes sentir plena seguridad, ser completamente responsable y tener la completa disposición de mejorar tus hábitos.

Algunas operaciones para adelgazar…

abdominoplastia

balon gastrico

banda gástrica

bypass gástrico

eliminacion estrias

lipoescultura

manga gástrica

Terapias alternativas para adelgazar…

acupuntura adelgazar

auriculoterapia adelgazar

ayurveda adelgazar

flores de bach adelgazar

hipnosis adelgazar

homeopatia adelgazar

meditacion guiada adelgazar

reiki adelgazar

remedios caseros adelgazar

Principales enfermedades alimentarias…

anorexia

ebriorexia

obesidad morbida

ortorexia

permarexia

potomania

pregorexia

vigorexia

Liposucción: En qué consiste y cuándo hacerse una
Valorar contenido...