Balón gástrico: qué es y cuándo ponerse uno

Las personas que sufren obesidad y que han fracasado en sus múltiples intentos por adelgazar, pueden optar por esta técnica. Como sucede en el caso de las operaciones de cirugía bariátrica, el resultado no depende únicamente de la intervención sino de la voluntad del paciente.

Las personas que se someten a este tipo de intervención han de cambiar sus hábitos nutricionales para mejorar su estilo de vida. De ese modo, está considerado como un apoyo o una herramienta eficaz que sirve de complemento. De cualquier forma, no todas las personas pueden someterse al balón gástrico.

Qué es un balón gástrico

Esta intervención consiste en introducir por la boca del paciente un tubo con ayuda de una endoscopia, donde irá un balón de silicona. Éste estará vacío y una vez llegue al estómago se hinchará con suero fisiológico o una solución mezclada con tinte azul de metileno. Este tinte avisará al paciente en caso de rotura, cuando se encuentre en el baño.

La idea es que el balón adquiera el volumen suficiente como para que el paciente no sienta tanto apetito como antes y deje de comer en cuanto se sienta saciado. Debe permanecer dentro del estómago entre 3 y 6 meses. Su retirada antes del tiempo máximo dependerá de si el paciente ya ha perdido el peso deseado o si es prioritario extraerlo por una cuestión de intolerancia.

Cuando se hincha suele ocupar un 60% de la capacidad del estómago. Una vez ha cumplido su objetivo y resulta ineficaz, es necesario sacarlo fuera. Y es que sus beneficios suelen disminuir a partir del cuarto mes. Al sexto mes, apenas es posible perder más peso.

Es muy importante que el balón utilizado sea de la mayor calidad para que no existan complicaciones. También resulta fundamental observar al paciente tras la intervención para advertir su grado de tolerancia a la primera ingesta de líquidos.

balón gástrico para adelgazar

El balón gástrico lo que hace es eliminar la ansiedad por comer y fomentar la confianza en uno mismo. El paciente se siente con fuerza y ánimo para seguir una dieta que dure en el tiempo que le lleve al éxito.

Es posible ponerse un segundo balón, siempre y cuando hayan transcurrido unos 3 o 4 meses desde la primera intervención. Eso sí, muy pocas veces se consigue perder tanto peso como sucede en el caso del primer balón. De todas formas, no suele ser habitual someterse de nuevo a esta intervención.

La clave para adelgazar no está solo en la colocación de un balón gástrico, sino en la educación nutricional que reciba el paciente y en su nuevo estilo de vida.

Efectos secundarios y posibles riesgos

La tolerancia al balón gástrico suele ser bastante óptima. Sin embargo, durante los primeros días es habitual presentar ciertos síntomas como reflujos, vómitos o ardores. En estos casos, los pacientes suelen tomar antigástricos para aliviar estas sensaciones tan incómodas.

Una vez se ha implantado el balón, el programa de adelgazamiento debe apoyarse con la ayuda de otros profesionales, entre psicólogos y profesionales nutricionales.

Uno de los posibles riesgos que puede presentar esta técnica guarda relación con la aparición de úlceras. Esto sucede cuando el balón implantado en el estómago ser roza con la mucosa que envuelve las paredes. Sin embargo, esto apenas sucede en la actualidad, gracias al material con el que se fabrican los balones gástricos.

Es una técnica muy sencilla pero puede existir una complicación grave de tipo mecánico. Si el balón se deshincha, puede acabar por el tubo digestivo, produciendo una obstrucción intestinal. Este problema requiere cirugía.

Cuándo ponerse un balón gástrico

Básicamente existen dos situaciones diferentes para saber si el balón gástrico resulta una técnica viable o no para la persona en cuestión. Los grupos de pacientes que son aptos son los siguientes:

  • Personas que no tienen más remedio que someterse a una cirugía bariátrica al ser incapaces de adelgazar de forma natural.
  • Personas que padecen un trastorno severo de comportamiento alimentario. Es decir, sienten un impulso irrefrenable de comer, siendo imposible llevar una dieta restrictiva.
  • Pacientes que presenten ciertas alteraciones en forma de reflujos, gastritis o úlceras.

Los pacientes que son tratados con esta técnica suelen perder un índice de masa corporal entre 4 y 6 puntos. Esto equivale a unos 15 a 25 kilogramos en pacientes que miden de 1,55 metros a 1,80. De cualquier forma, no siempre funciona de la misma manera y siempre habrá personas que pierdan más o menos.

Cuándo ponerse un balón gástrico

¿Es posible recuperar el peso perdido?

Una vez se ha extraído el balón, el paciente podría recuperar el peso perdido si no pone especial cuidado. Los resultados a partir de ese momento dependerán exclusivamente de él y de los hábitos alimentarios que introduzca en su vida.

Durante las primeras semanas es fundamental que el paciente esté apoyado por un endocrino, un dietista y un psicólogo. Todo lo aprendido en estos meses debe permanecer en la memoria y ser aplicado en el futuro.

La meta es hacer que la persona no varíe su comportamiento, es decir, proceda como si aún llevara el balón. Y es que cualquier tratamiento dietético que se precie debería acompañarse de una buena educación nutricional. Así, el paciente recibe las instrucciones precisas para someterse a un cambio de vida radical.

Es posible guiarse por uno mismo y seguir una serie de pautas para tener cuidado y no coger peso:

  • Llevar a cabo ejercicio físico regular.
  • Consumir frutas y verduras, así como frutos secos, cereales integrales y legumbres.
  • Eliminar o limitar los azúcares y grasas saturadas.

Ahora bien, lo más recomendable es acudir a un profesional que pueda examinar cada caso y elaborar una dieta que se ajuste a sus necesidades específicas.

Algunas operaciones para adelgazar…

abdominoplastia

banda gástrica

bypass gástrico

eliminacion estrias

lipoescultura

liposuccion

manga gástrica

Terapias alternativas para adelgazar…

acupuntura adelgazar

auriculoterapia adelgazar

ayurveda adelgazar

flores de bach adelgazar

hipnosis adelgazar

homeopatia adelgazar

meditacion guiada adelgazar

reiki adelgazar

remedios caseros adelgazar

Principales enfermedades alimentarias…

anorexia

ebriorexia

obesidad morbida

ortorexia

permarexia

potomania

pregorexia

vigorexia

Balón gástrico: qué es y cuándo ponerse uno
5 (100%) 1 vote