Bicarbonato para adelgazar: cómo usarlo para perder peso

El bicarbonato sódico es un compuesto que suele utilizarse como un antiácido, debido a su composición mineral que hace que permita reducir el exceso de acidez en ciertas zonas del organismo, además de poder resolver otras molestias estomacales.

Debido a sus propiedades para neutralizar el exceso de ácido que se acumula en el estómago, el bicarbonato es un producto muy beneficioso para ayudar a adelgazar ya que ayuda a poder digerir mejor las comidas, así como evitar la hinchazón. Esto se produce porque cuando se disuelve en agua, el ácido se descompone llegando a formar dióxido de carbono (CO2), llegando a generar la propiedad de neutralizar ácidos por la que nos interesa el bicarbonato para perder peso.

Bicarbonato para adelgazar

Qué es el bicarbonato

El bicarbonato sódico, también conocido como carbonato ácido de sodio, bicarbonato de soda, hidrógeno carbonato de sodio o sal de vichy, es una sustancia blanca sólida y con una composición cristalina, que se obtiene de un mineral llamado natrón, que tiene grandes cantidades de bicarbonato sódico.

No todo el bicarbonato de sodio que podemos comprar es natural, también se puede producir de forma artificial.

Debido a que el bicarbonato es un mineral con propiedades antiinflamatorias, no se recomienda consumir más de dos dosis al día, como máximo, porque sino podemos perjudicar a nuestro sistema digestivo. Además, tampoco se recomienda tomar esta mezcla durante más de una semana, pues es un mineral con fuertes efectos sobre nuestro cuerpo. El bicarbonato es, además, un buen complemento a otros sistemas y/o productos para adelgazar.

Bicarbonato para perder peso

Propiedades del bicarbonato

El bicarbonato sódico es uno de los principales elementos que se recetan para problemas de hiperacidez, además de ser uno de los ingredientes que se recomiendan para problemas digestivos, de acidez y/o ardor estomacal.

Es muy importante saber tomar la disolución de agua con bicarbonato en moderación y de forma controlada, pues si no se hace con precaución este producto mineral en ocasiones puede generar efectos secundarios como vómitos y/o flatulencias, además de eliminar su efecto antiinflamatorio y provocar un efecto rebote y terminar haciendo que la acidez aumente en lugar de reducirla.

De la misma forma, si no se siguen las recomendaciones de no tomarlo más de una cucharadita de café, por dos veces por día, y por un tiempo prolongado de un máximo de una semana, puede acabar provocando lo contrario a un exceso de acidosis, una alcalosis sistémica,además de problemas para respirar, ansiedad y debilidad muscular.

Lo óptimo para tomar la mezcla con bicarbonato para perder peso es durante el período de tres días, después descansar uno, y volver a empezar. Aunque después del total de una semana, hay que espaciar la ingesta más de una semana.

Los beneficios de tomar bicarbonato para perder peso se basan también en una limpieza interna que hace de nuestro sistema digestivo, de forma que elimina todos aquellos excesos de componentes negativos para nuestra salud, además de bacterias que puedan estar interactuando con nuestra salud estomacal, potenciando su poder antioxidante y antimicrobiano.

Cómo usar el bicarbonato para adelgazar

Tomar bicarbonato es un remedio casero para perder peso, especialmente si se combina con una rutina de deporte y ejercicios, pues aporta resistencia, protege la masa y tono muscular, añadiendo oxigenación celular, lo que hace que cada vez podamos estar más tiempo ejercitándonos lo que nos lleva a una mayor pérdida de peso, además de una mejor sensación de bienestar. Esto se produce porque por su propiedad alcalina, ayuda a regular el pH de nuestro cuerpo.

Para evitar que esta forma de adelgazar no nos genere problemas secundarios por razones de interacción con nuestra dieta, es importante tener en mente que no deben tomarse alimentos dulces y refrescos, pues su composición carbonatada puede interactuar de forma negativa sobre nuestro organismo.

El bicarbonato es un elemento que con pequeñas dosis ya nos puede ayudar mucho para adelgazar, especialmente para ayudar a reducir la zona del abdomen. Este producto debe tomarse siempre después de una hora tras haber realizado una comida, y una forma sencilla para perder peso es:

  1. En medio vaso de agua (la forma óptima es que el agua esté tibia).
  2. Disolver el equivalente a una cucharadita de café.
  3. Esperar a que la mezcla efervescente desaparezca por completo.
  4. ¡Y ya podemos beberlo!

Si el sabor es demasiado fuerte para nosotros, también se puede añadir jugo de limón para poder disfrazarlo un poco y hacer que nuestra ingesta de bicarbonato para perder peso sea un poco más cómoda.

Hay que tener en cuenta, que esta mezcla no tiene el mismo efecto si se toma con productos lácteos, o tras la ingesta de estos.

Esta mezcla de agua y bicarbonato sódico, no se recomienda a:

  • Menores de 12 años.
  • Mujeres durante el embarazo, ni durante la lactancia.
  • Personas que padecen de hipertensión, problemas renales, cardíacos o hepáticos.
  • Si se está en tratamiento con diuréticos.
  • Si se sigue una dieta pobre en sodio.
  • Personas con tendencia a problemas con obstrucción intestinal, formación de edemas y/o apendicitis.

MÁS PRODUCTOS PARA ADELGAZAR…

jengibre adelgazar

l-carnitina adelgazar

jugos adelgazar

te adelgazar

Valorar contenido...