Cortisol, la hormona del apetito

El aumento de cortisol es la respuesta de nuestro cuerpo ante el estrés y la ansiedad. Cuando aumentan los niveles de la hormona cortisol, aumenta el apetito voraz. 

La producción de cortisol, la hormona del apetito, aumenta ante el estrés y ello nos lleva a comer compulsivamente. Si esto se convierte en un hábito, es decir, si permanecemos bajo una situación de estrés por mucho tiempo, también se produce una caída del la testosterona (la hormona masculina).

La caída de la producción de testosterona a su vez provoca una disminución de la masa muscular, y se ralentiza el metabolismo, por lo que se queman menos calorías.

Esta es la razón por la que engordamos a largo plazo.

Relación entre comer compulsivamente y el aumento de cortisol

cortisol

El cortisol anima al cuerpo para almacenar la grasa, especialmente la grasa visceral, que es particularmente peligrosa porque rodea los órganos vitales, aumenta el colesterol y los niveles de insulina y allana el camino para las enfermedades cardíacas y la diabetes.

Si no podemos eliminar por completo toda la ansiedad y el estrés que desencadena el aumento de cortisol, si podemos seguir estos 7 pasos que te describo a continuación. Si los sigues puedes luchar contra el estrés, controlar el nivel de cortisol y mantener el peso de tu cuerpo bajo control.

Todo ello redundará en una mejora de tu salud en general y un aumento de la autoestima al mismo tiempo.

Qué hacer para reducir los niveles de cortisol: 7 pasos

1. No hagas Dietas

Es irónico, pero las investigaciones demuestran que las dietas constantes puede hacer que los niveles de cortisol aumentan hasta un 18%.

Además, cuando los niveles de cortisol presentan picos, el azúcar en la sangre se vuelve loco, primero subiendo, luego cayendo en picado. Esto te hace irritable y voraz ¿no lo has notado?.

Cuando el cerebro se ve privado de azúcar, su principal combustible, el auto-control cae en picado, la fuerza de voluntad desaparece y vuelve a entrar un apetito voraz. La única manera de evitarlo es dejar de hacer dietas rígidas.

2. Come 5 veces al día

Lo mejor es comer tres comidas y dos refrigerios saludables regularmente espaciados a lo largo del día para que tu nivel de azúcar en la sangre se mantenga. No vas a tener hambre, por lo tanto tampoco vas a estar estresado por el hambre y poco a poco podrás bajar los kilos de más.

3. Introducir cambios en tu alimentación

Básicamente deberías cortar con el consumo abusivo de café y de bebidas energizantes que puedan contener cafeína.

Otro paso importante es eliminar de tu dieta la comida procesada o excesivamente refinada, como por ejemplo los carbohidratos simples y el azúcar hacen que aumente el nivel de cortisol. Evita el pan blanco, la pasta no integral o el arroz blanco.

4. Hidrátate

Existe un círculo vicioso que relaciona la carencia de agua con los niveles de cortisol: la falta de agua produce estrés y ello genera un aumento de la hormona del apetito.

5. Come más pescado

Te recomiendo aquellos pescados con niveles altos de aceite saludable. Los mejores son aquellos con Omega 3 y Omega 6 (básicamente el pescado azul) ya que es un ingrediente natural que ayuda a combatir la hormona si recurrir a suplementos químicos.

6. Haz ejercicios específicos

No todo el ejercicio es válido para combatir el aumento del cortisol. Los deportes que exigen un exceso de bombeo de sangre (correr, hacer pesas) pueden resultar contraproducentes. El motivo es que el aumento del ritmo cardíaco produce también la saturación de esta hormona.

Prueba con ejercicios de yoga o pilates, aquellos que implican una mayor concentración frente al esfuerzo físico.

7. Haz cambios en tu forma de vida

Hoy en día se presta mucha atención al bienestar interior como forma de vivir más saludablemente: meditar, socializar, reirse, escuchar música… son maneras de combatir la hormona del apetito ya que son todas ellas formas de combatir el estrés.


Te puede interesar: Desórdenes alimenticios y otros trastornos

Recibe las actualizaciones de Adelgazar y Salud en tu mail: Suscríbete Aquí,  🙂 es mucho más cómodo.
Votación de los lectores
[Total:33    Promedio:3.2/5]

Comentarios en “Cortisol, la hormona del apetito

  1. Pingback: Secretos para Adelgazar: Dormir y Desayunar | My blog

  2. Pingback: Fases del sueño. Conócelas. - Adelgazar y Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.