Comer compulsivamente: cómo dejarlo (3 pasos)

Comer compulsivamente es una de las reacciones de nuestro cuerpo ante el estrés y la ansiedad. Es una respuesta natural ante una situación de miedo y ansiedad. Se eleva el nivel de cortisol y con ello el aumento de peso. Aprende en este artículo qué debes hacer para evitarlo.

Comer compulsivamente sin hambre puede producir un grave problema de peso y de autoestima. Como te decía, el cortisol, la hormona que producimos ante el miedo, el estrés y la ansiedad, da órdenes al cerebro para que coma cuanto más mejor, para estar preparado ante una situación de emergencia.

trastornos alimenticios

Por ello, es importante mantener el cortisol a raya, aunque no es la única hormona que interviene en procesos como comer compulsivamente. Otras hormonas como la dopamina, la grelina y la serotonina también influyen en el apetito.

¿Qué es la compulsión por comer?

 

Las causas por las que comemos compulsivamente pueden ser varias

1.Por que se padezca un desequilibrio bioquímico motivado por bajos niveles de serotonina.

2.Como respuesta al estrés y la ansiedad. Comer compulsivamente es una vía para calmar la tensión generada por el estrés. ¿sabias que el movimiento de masticación tiene un efecto ansiolítico y calmante?

3.Como consecuencia de haber llevado a cabo muchas dietas restrictivas. Ello puede llevar fácilmente a la desnutrición y a una  sensación de hambre intensa.  

4.La existencia de alimentos prohibidos en las dietas. Suelen producir un efecto boomerang: se come precisamente los alimentos que no se deben comer y se llega a una falta de control sobre la ingesta.

5.La ansiedad, el estrés, la depresión, la obsesión o problemas en las relaciones con otras personas, actúan a veces como desinhibidores del apetito en algunas personas disminuyendo su capacidad de comer controladamente.

Solución para Comer compulsivamente en 3 pasos

1. Ir poco a poco en las comidas

En situaciones de estrés, los alimentos saludables ni nos sacian ni son una opción que se nos pase por la cabeza. ¿A quién se le ocurre comer brócoli cuando se tiene ansiedad?

Es mucho más lógico pensar en alimentos azucarados o con cierta cantidad de grasa. Nos sacian más, pero solo por un tiempo corto.

De hecho, muchas investigaciones han vinculado la reacción ante el estrés y la ansiedad a comer porciones más grandes de lo normal y con mayor cantidad de grasa.

La forma de luchar contra ello es desacelerarse, es decir, saborear cada bocado, y prestar mayor atención a la sensación de saciedad según vas ingiriendo los alimentos. Tómate tu tiempo con cada bocado, bebe 2 vasos de agua previamente y deja que poco a poco, la sensación de saciedad vaya invadiendo tu cerebro.

2. Desayuna como un rey

Las deficiencias de las vitaminas del complejo B, de la vitamina C, y del calcio y magnesio producen estrés. Te recomiendo el artículo: Por que debes tomar un suplemento de vitaminas.
Y estas deficiencias conducen, de nuevo, a mayores niveles de cortisol y al aumento de los antojos por los alimentos más calóricos.

La forma de evitar comer compulsivamente es mediante la ingesta de un desayuno con alto contenido de estos nutrientes. Un desayuno ideal debe incorporar:

  • un zumo natural (nunca comprado), es ideal el de naranja o pomelo. También puedes optar por un puñado de fresas o 2 kiwis. Con ello consigues buenas dosis de vitamina C.
  • 1 yogur bajo en grasa, que contiene calcio y magnesio
  • un panecillo de cereales integrales o pan tostado con un poco de mantequilla. Los cereales integrales están repletos de vitaminas del grupo B, mientras que la mantequilla contiene ácidos grasos que pueden disminuir la producción de hormonas del estrés.

Aunque el desayuno es muy importante, no debes bajo ningún concepto saltarte ninguna comida.

3. Cede un poco a los antojos, pero solo un poco

Cuando el estrés te incite a comer compulsivamente algún alimento dulce o salado, está bien que cedas un poco.
Es mucho mejor que tomes un pequeño “capricho” porque te cortará  la respuesta del cortisol antes de que se salga de control.

Si tienes un trozo de chocolate negro a mano, te sentirás mejor, pero cuidado con la cantidad que comes.

Si tienes problemas para auto controlarte, toma precauciones para no caer en el exceso. Por ejemplo compra una sola galleta y deja el resto lejos, en casa o en el congelador. Así si tienes un ataque de estrés y ansiedad tendrás que esperar a que se descongele.

Vídeo: Cómo Dejar de Comer compulsivamente

Si quieres aprender más sobre el trastorno de comer compulsivamente, pincha AQUI.

Además de Combatir el estrés por la comida,  puedes leer: Desórdenes alimenticios y otros trastornos.

Recibe las actualizaciones de Adelgazar y Salud en tu mail: Suscríbete Aqui 🙂 es mucho más cómodo.
Votación de los lectores
[Total:38    Promedio:3.1/5]

Comentarios en “Comer compulsivamente: cómo dejarlo (3 pasos)

  1. elisavbet luna blaselisavbet luna blas

    yo necesito bajar de peso ayúdenme porfador

  2. Pingback: Cómo combatir la ansiedad por la comida - Adelgazar y Salud

  3. Pingback: Desórdenes Alimenticios - Adelgazar y Salud

  4. Pingback: Qué debes saber sobre la Obesidad - Adelgazar y Salud

  5. Pingback: Alimentos para la ansiedad - Adelgazar y Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.