Remedios caseros para las Varices

Reducir las molestias que causan las varices en casa es posible gracias a estos remedios caseros para las varices que te muestro a continuación. No sufras más. Aplica cualquiera de ellos y notarás a mejoría.

Las varices son venas exageradamente agrandadas que se hacen visibles por estar en capas muy cercanas a la superficie de la piel.

Se trata de un problema muy común que suele aparecer en pantorrillas y muslos, más en mujeres que en hombres, debido al debilitamiento de las paredes de las venas y al mal funcionamiento de las válvulas que controlan el flujo sanguíneo.

Sus causas son muy variadas, desde los factores genéticos a la edad, pero hay muchas posibilidades de padecerlas por una falta de actividad física y por problemas de obesidad.

Las venas varicosas son causa de dolor, sensaciones de fatiga, de quemazón en la piel, hormigueo desagradable y pesadez, especialmente cuando aparecen en las piernas.

Cómo tratar la varices

La aparición de varices, a parte de un problema médico que debe resolverse, implica también un importante condicionante estético.

Su tratamiento definitivo implica una intervención quirúrgica que en la actualidad está muy perfeccionada y no resulta especialmente traumática, pero también implica introducir cambios en el estilo de vida (alimentación y movilidad, básicamente) de manera que se pueda aliviar sus dolorosos síntomas y mejorar la parte estética.

Los consejos que te doy a continuación son remedios caseros que te pueden ayudar a prevenir su aparición y a reducir sus molestias.

5 remedios caseros para las varices

Te enseño trucos sencillos basados en productos de fácil acceso para cualquier persona.

Remedios caseros para las varices

1.  Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es muy efectivo para activar la circulación de la sangre.

Este remedio puede utilizarse de forma tópica, aplicándolo directamente en la zona afectada por las varices para activar el flujo sanguíneo y la circulación, o ingiriéndolo disuelto en agua.

  • Uso tópico. Masajea suavemente con las manos bien impregnadas de vinagre sin diluir la zona que quieres aliviar. Hazlo todos los días antes de acostarte y repítelo por la mañana.
  • Como bebida. Si prefieres beberlo solo tienes que echar un par de cucharaditas de vinagre de manzana en un vaso de agua, mezclar bien y tomarlo dos veces al día.

Deberías notar sus efectos en, aproximadamente, un mes.

2.  Cayena

La pimienta cayena es un alivio de las venas varicosas ya que es muy rica en vitamina C y bioflavonoides que activan la circulación de la sangre y, lo que es más importante, refuerzan y flexibilizan las paredes de los vasos sanguíneos.

Para tomarla conviene comprarla en polvo y disolver una cucharadita en una taza de agua caliente, tres veces al día durante unos cuarenta días. Te va a sorprender.

3.  Aceite de oliva

Aunque es bien conocido el papel de los componentes del aceite de oliva para la circulación de la sangre y debe formar parte de una dieta equilibrada, en este caso lo vamos a utilizar de forma externa.

Icono Corazon Con el aceite ligeramente caliente hay que masajear la zona varicosa suavemente durante varios minutos un par de veces al día. Es un remedio que mejora la circulación, alivia el dolor y resulta muy placentero.

4.  Ajo

El ajo es uno de los remedios caseros para las varices más utilizado por lo fácil de encontrar. Se trata de un antiinflamatorio natural que se ha utilizado desde siempre como remedio casero para dolores menstruales y para mejorar el flujo de la sangre.

Puedes consumir el ajo de varias maneras:

  • Ingiriéndolo directamente. Incluyendo el ajo dentro de tu dieta habitual o tomándolo solo, por las mañanas, estando en ayunas.
  • Aplicándolo sobre la piel. Prepara una pasta agregándole un poco de aceite de oliva y masajea suavemente la zona afectada durante un cuarto de hora. Hazlo una vez al día y verás como mejoras.

5.  Perejil

Como la cayena, el perejil es muy rico en vitamina C. Sus propiedades son antioxidantes con lo que es un buen aliado en la reproducción y reparación de las células. Además contiene flavonoides que ayudan a reducir los síntomas de las varices.

  1. Hiérvelo durante 5 minutos una taza de agua con un puñado de perejil fresco picado.
  2. Hecho esto deja que la mezcla se enfríe y agrégale unas gotas de aceite esencial (te recomiendo el de rosa), agítalo bien y déjalo enfriar en la nevera durante un rato.
  3. Aplícalo en l zona afectada con un paño suave o una bolita de algodón.
  4. Disfruta de esta agradable sensación durante unos minutos y repite todos los días durante un mes para ver los resultados.

Conclusión

Utilizar estos sencillos remedios puede ayudarte a reducir las molestias, la hinchazón de las venas y su incomodidad, pero no olvides que la mejor forma de prevenir una venas varicosas pasa por tomar conciencia de que hay que tender a llevar un estilo de vida saludable que incluya algo de ejercicio.
Icono CorazonUn poco de bici, andar regularmente o practicar natación una vez a la semana son grandes aliados de una circulación sana y de unas piernas bonitas.

Además de cómo Remedios Caseros para las Varices, puedes leer…

Cómo eliminar las estrías

Remedios Naturales y caseros para mejorar la salud

Belleza y Salud

Como mantener una piel sana

Consejos para tener un culo sexy, firme y sano

Consejos de Salud

Recibe las actualizaciones de Adelgazar y Salud en tu mail: Suscríbete Aqui 🙂 es mucho más cómodo.
Votación de los lectores
[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.