Verduras frescas VS verduras congeladas

Cuando estamos comprando verdura solemos optar siempre por las verduras frescas, siempre más apetecibles. Sin embargo en muchas ocasiones no tenemos claro el tiempo que puede la verdura permanecer en la nevera, perdiendo vitaminas y minerales. Ante esta situación es muchísimo mejor optar por las verduras congeladas. Veamos porqué.

Las vitaminas que se encuentran en las verduras frescas son muy sensibles a la oxidación y en presencia de agua sufren transformaciones.

Las verduras frescas pierden nutrientes a medida que transcurre el tiempo desde que son cortadas hasta que llegan a nuestra mesa. Pierden ciertos nutrientes como las vitaminas que se oxidan en contacto con el aire y las que se disuelven en agua como la vitamina C, muchas del Grupo B, los folatos, los polifenoles, muchos antioxidantes…

Sin embargo conservan muy bien las vitaminas liposolubles  como la vitamina A, D, K y F.

Esto ocurre con todos los alimentos, desde el mismo momento que mueren comienza un deterioro que puede se retrasarse mediante la congelación.

Beneficios de la verdura congelada

imagen de verduras frescas frente a las congeladas

La congelación alarga la vida útil de las verduras

La verdura congelada se somete a una reducción de la temperatura hasta que el agua que contiene (su principal componente) pasa a estado sólido. Con la congelación se consigue retrasar su oxidación y todas la reacciones químicas que van deteriorando el alimento y haciendo que pierda nutrientes.

La congelación permite además que las propiedades cualitativas de las verduras como son su sabor, color y olor tampoco se alteren, ¡Y sin necesidad de ningún conservante!  Estas propiedades hacen de la congelación un método de conservación muy bueno. Aunque para conseguirlo hay que recurrir a la ultracongelación in situ (nada más recolectar la fruta y la verdura).

Pero dentro del mundo de la congelación hay matices que resaltar. Muchos expertos consideran que los alimentos congelados pierden una buena parte de su aporte nutricional (hasta el 100% de algunas vitaminas) y también algo de su sabor. Esto ocurre en 3 situaciones:

  1. Si guardamos la verdura fresca en la nevera demasiado tiempo y finalmente la congelamos, después de haber transcurrido muchos días.
  2. Si las verduras llevan mucho tiempo congeladas
  3. Cuando no podemos informarnos de su control de calidad desde que se recolectó.

¿Cual es la mejor opción? ¿Verduras frescas o congeladas?

Si puedes hacer la compra a diario, lo mejor es comprar las verduras frescas en el momento de consumirla, no dejar pasar más de 2 días en la nevera.

Si no puedes comprar las verduras frescas en el momento que vas a comsumirlas, lo mejor es que las congeles tu mismo antes de que pase mucho tiempo, mucho mejor que comprar verduras ya congeladas en el supermercado.

¿Cómo Congelar las verduras frescas?

  1. Lo mejor es que cortes las verduras muy gruesas (calabacín, pepino, etc) en trozos. De esta forma favorecemos que se congelen antes y evitamos la oxidación de los tejidos y la formación de cristales que también rompen el tejido de la verdura.
  2. Después hay que guardar los trozos de verdura  en  bolsas de congelación que han de cerrarse eliminando previamente el aire interior, antes de sellarlas.
  3. Finalmente guarda  la bolsa en el congelador, procurando que los trozos no estén demasiado apretados en las bolsas para que no se peguen. La temperatura de congelación para verduras debe mantenerse por debajo de los -18 ºC.
  4. Si empleas este método podrás conservar la verduras frescas en el congelador hasta un año entero.

En este artículo puedes ver cono detalle cómo congelar cada tipo de verdura.

¿Cómo descongelar las verduras?

Para descongelar las verduras bien es mejor dejar que se descongele poco a poco y nunca fuera del frigorífico.

Evita el microondas para la descongelación, se hace de forma es muy rápido y las bacterias tienen mucho más fácil proliferar con el calor que con el frío.

Cómo evitar perder las vitaminas de las verduras cuando las cocinas

Para tratar de preservar las vitaminas de las verduras al cocinarlas debes seguir estos consejos:

  1.  Cocínalas lo antes que puedas, no dejes pasar muchos días
  2.  Cocínalas con poca agua y durante el menor tiempo posible
  3. Puedes reutilizar el agua de la cocción para caldos y sopas.
  4. Usa poca sal durante la cocción (la sal provoca que la oxidación de las vitaminas sea mayor)
Además de Verduras frescas frente a verduras congeladas, te recomiendo:

Métodos de Conservación de los Alimentos

¿Afecta el plástico de los taper a los alimentos?

¿Es peligroso el moho para la salud?

Dieta de Frutas y verduras

Tipos de Verduras para todos los gustos

Dietas veganas, información útil

Todos los consejos en Consejos de Salud

Recibe las actualizaciones de Adelgazar y Salud en tu mail: Suscríbete Aqui 🙂 es mucho más cómodo.

Votación de los lectores
[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *