Probióticos: qué son, cómo funcionan

Seguramente te habrás encontrado con alimentos probióticos en las estanterías de los supermercados. Aunque existen desde hace varias generaciones, en la actualidad hay tantos productos probióticos que te pueden abrumar. La industria ha crecido más rápido que la investigación. Veamos qué son y que beneficios nos aportan.

Aún se sigue investigando el uso de probióticos para determinadas enfermedades pero  si se ha demostrado que ayudan a regular el paso de los alimentos a través del sistema intestinal. También pueden ayudar en el tratamiento de enfermedades del sistema digestivo.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son unos microorganismos muy útiles para la salud. En la mayoría de los casos se trata de bacterias, pero pueden ser otros organismos como por ejemplo la levadura. Habitan nuestro cuerpo, fundamentalmente en el intestino.

La mayoría de los probióticos son bacterias de 2 tipos: Lactobacillus (lat. Lactobacillus) y Bifidobacterium (lat. Bifidobacterium), aunque hay otros tipos de bacterias probióticas.

imagen de probióticos en polvo y en cápuslas

Cada tipo de bacterias contiene un número de especies con diferentes cepas. Cada cepa puede tener un tipo de beneficio. Por ejemplo, las especies Shirota, cepa de Lactobacillus casei, mejoran el sistema inmunológico y ayudan al tránsito intestinal.

Las especies delbrueckii, cepa de Lactobacillus bulgaricus, son útiles para los pacientes que son incapaces de digerir la lactosa contenida en la leche natural y la mayoría de los productos lácteos.

En general, no todos los probióticos son iguales y no todos funcionan igual.

Beneficios de los probióticos en la salud

  • Aumentan la eficacia del sistema inmune, crean anticuerpos contra ciertos virus
  • Produce agentes de prevención ante diversas infecciones
  • Evitan que se adhieran a la pared intestinal bacterias dañinas e inhiben su crecimiento
  • Estimula  la capa de protectora del intestino que actúa como una barrera contra infecciones.
  • Inhibe la secreción y destruye toxinas liberadas por algunas bacterias perjudiciales para el cuerpo.
  • Producen vitaminas necesarias para el metabolismo de los alimentos
  • Previenen la anemia que surge de la falta de vitaminas B6 y B12,
  • Ayudan en el mantenimeinto de una piel sana

Uso de los probióticos en el tratamiento de las enfermedades

Síndrome del Intestino Irritable

El Síndrome del Intestino Irritable es un trastorno de la motilidad del intestino. Puede estar asociado con la diarrea, el estreñimiento o ambos.

Los probióticos, en particular, Bifidobacterium infantis, Sacchromyces boulardii, y Lactobacillus plantarum, pueden ayudar a regular la defecación en pacientes con este síndrome. También ayudan a disminuir la hinchazón que producen los gases.

Enfermedad inflamatoria intestinal

Muchos de los síntomas de la inflamación intestinal son los mismos que el síndrome de intestino irritable, aunque la causa que lo produce se debe a trastornos del sistema inmune. Estos síntomas incluyen calambres abdominales, dolor, diarrea y pérdida de peso y sangre en las heces.

Algunos estudios sugieren que los probióticos pueden ayudar a reducir la inflamación. La colitis ulcerosa, por ejemplo, puede responder mejor a los probióticos que la enfermedad de Crohn.

Contra la inflamación instestinal, las cepas más eficaces son las de E. coli Nissle (lat. Escherichia coli), así como una mezcla de varias cepas de lactobacillus, bifidobacterias y estreptococos, aunque se sigue investigando.

imagen de flora intestinal restaurada por probióticos

La diarrea infecciosa

La diarrea infeciosa es la  causada por bacterias, virus o parásitos. Hay evidencia de que algunos probióticos, tales como Lactobacillus rhamnosus y Lactobacillus casei pueden ser particularmente útiles en el tratamiento de la diarrea causada por infección, que a menudo afecta a los bebés y niños pequeños.

La diarrea asociada al uso de antibióticos

A veces, los antibióticos pueden causar diarrea infecciosa. Esto es debido al hecho de que pueden destruir los microorganismos útiles que tenemos en el intestino: la flora intestinal.

Los probióticos restauran la flora intestinal y de esta manera frenan las diarreas asociadas a una flora intestinal pobre.

Otros Beneficios de los probióticos

Otras aplicaciones potenciales de los probióticos incluyen:

  • mantenimiento de la salud bucal
  • prevención y tratamiento de enfermedades de la piel tales como el eczema
  • fortalecimiento de la salud del tracto urinario y de la vagina
  • prevención de las alergias (especialmente en niños).

Advertencias sobre los Probióticos

Antes de añadir los probióticos a tu dieta, debes hablar con tu médico. Los probióticos pueden no ser apropiados para las personas mayores. Algunos pueden interferir con la acción de ciertos medicamentos, o interactuar con ellos. El médico, en base a tu historial médico puede ayudarte a determinar si existen y cuales son útiles.

Debes saber que los probióticos son considerados aditivos biológicamente activos y, a diferencia de los medicamentos no están regulados, es decir, están hechos por diferentes empresas y tienen varios aditivos. Su efecto probiótico puede variar de una marca a otra e incluso en un lote a otro dentro de la misma marca.

Los probióticos también varían mucho en el precio, y los más caros no necesariamente reflejan una alta calidad.

Efectos Secundarios de los probióticos

Los efectos secundarios también pueden variar. Los más comunes son la hinchazón y la flatulencia. Los efectos secundarios más graves incluyen reacciones alérgicas

Consejos para comprar probióticos

Los probióticos YakultProbiotiki están disponibles en forma de yogur y otros productos lácteos, también en chocolate, barritas de muesli, zumos, polvos y cápsulas. Puedes adquirirlos en un supermercado o tienda local de alimentos saludables y también online. Estos son algunos consejos para ayudarte a elegirlos:

  1. Examina la etiqueta. Cuanta más información se encuentre en la etiqueta, mejor. Idealmente, la etiqueta debe tener información sobre qué tipos de cepas y microorganismos probióticos contiene el producto. Aunque algunos productos garantizan un cierto número de microorganismos en el momento de su producción, a menudo no está claro cuantos de estos están vivos en el momento de su consumo.
  2. Llama al fabricante si en las etiquetas no existe información de qué tipo de cepa hay en el producto. Muchos llegan sólo a la lista de géneros y especies, tales como Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium lactis. Si planeas tomar probióticos para propósitos específicos, llama a la compañía para saber exactamente qué cepas están contenidas en sus productos. También puedes buscar esta información en el sitio web del fabricante.

Cómo mantener los probióticos

Una nota final. No te olvides de guardar los probióticos de acuerdo con las instrucciones del envase y asegúrate de que el producto tiene una fecha de caducidad. Los probióticos son organismos vivos, incluso si se encuentran en estado seco e inactivos, como cuando se presenta en polvo o en cápsulas.

Deben ser almacenados correctamente, de lo contrario se mueren.

También te puede interesar…

Los Alimentos funcionales

Dieta y Mas

Alimentos ricos en fibra y sus beneficios

Tipos de Alimentos y sus beneficios en la salud

La Alimentación saludable

Alimentos que curan

Todos los consejos en Consejos de Salud

Si quieres conocer más consejos sobre una buena alimentación y sus beneficios, te recomiendo que visites: Alimentación Saludable

Conoce los Alimentos.

Recibe las actualizaciones de Adelgazar y Salud en tu mail: Suscríbete Aqui 🙂 es mucho más cómodo.
Votación de los lectores
[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *