GRASAS BUENAS Y MALAS: Toda la información

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on Pinterest

Las grasas buenas y malas se diferencian no solo en su origen si no también en los efectos que producen en nuestra salud. En este artículo tienes toda la información sobre las grasas: como funcionan, los tipos de grasa qué existen y cuales son sus efectos.

Antes que nada debo aclararte que las grasas son necesarias para vivir. No podemos sustituirlas ni eliminarlas de nuestra dieta diaria.

La grasa es un nutriente que se ha estigmatizado como algo que se debe evitar. En muchas ocasiones habrás oído que, para adelgazar, debes comer alimentos bajos en grasa o directamente eliminar la grasa.

Aunque no lo creas la grasa tiene nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita para estar sano. Por eso, en lugar de eliminar la grasa de tu dieta, es mejor eliminar ciertos tipos de grasas e incluir otros.

Diferencias entre las Grasas Buenas y Malas

gráfico con alimentos con grasas malas

Grasas Malas: Grasas Saturadas

Las grasas malas son las grasas que provienen de productos de origen animal y se llaman grasas saturadas. Éstas disparan la producción de colesterol y pueden ocasionar enfermedades coronarias.

Las grasas saturadas se encuentran en los productos animales como la carne y los productos lácteos. 

Es importante destacar, en cualquier caso, que el consumo de alimentos de origen animal (lácteos, huevos, y carne roja fundamentalmente) se puede puede siempre que sea de una forma moderada y dentro de una dieta equilibrada.

Grasas Malas: Las Grasas Trans

Este segundo tipo de grasa se debe evitar a toda costa pues son, sin duda, lo peor de lo peor.

Las grasas trans se encuentran en las mantecas vegetales, las margarinas, muchísimas galletas, casi toda la bollería industrial, los bocadillos industriales, las patatas fritas, las comidas rápidas y, en general y por resumir, en la mayoría de los alimentos procesados.

Las grasas trans son peores que las saturadas porque no solo aumentan el colesterol malo, si no que, para colmo, reducen el colesterol bueno al mismo tiempo.

Grasas buenas: Las insaturadas y poliinsaturadas

Lo ideal es que  la mayor parte de la grasa que ingieras provenga de fuentes no saturadas.

Las grasas buenas son las poliinsaturadas y las grasas monoinsaturadas. Son utilizadas por el cuerpo y proporcionan muchos beneficios para la salud.

gráfico con alimentos con grasas buenas

Las Grasas insaturadas o grasas buenas provienen de los frutos secos, los aceites vegetales y del pescado ( el famoso Omega 3).

Las grasas insaturadas no elevan los niveles de colesterol en la sangre, como las grasas saturadas.

Estas grasas buenas (poliinsaturados y monoinsaturados) llegan a formar parte de nuestra membrana plasmática en nuestras células, haciendo que en las células haya una mayor facilidad de salida de la energía, (entre otras cosas) la que se obtiene al “quemar” los ácidos grasos, la glucosa o los aminoácidos en los mitocondrias celulares.

Función de las Grasas en nuestro cuerpo

Te cuento, antes que nada, cómo funcionan las grasas en nuestro organismo. Unos conceptos claros:

  • La grasa permite que en las células haya una mayor facilidad de salida de la energía, la que se obtiene al “quemar” los ácidos grasos, la glucosa o los aminoácidos en las mitocondrias celulares.
  • Las mitocondrias celulares son unos orgánulos que se encargan de suministrar la energía a las células.
  • Las grasas llegan a formar parte de nuestra membrana plasmática en nuestras células ( la membrana que recubre y delimita una célula).

Si una persona ingiere con frecuencia a lo largo de su vida “grasas buenas” (poliinsaturadas y monoinsaturadas) estará creando membranas plasmáticas flexibles, permeables, donde la energía sale con facilidad para su uso.

En cambio, si esta persona ingiere las llamadas “grasas malas” (saturadas y trans) creará un membrana plasmática más bien rígida y poco flexible y de este modo a la energía le costará salir, quedándose almacenada en las propias células y produciendo más grasa y-más visiblemente- sobrepeso y obesidad.

Europa esta intentando legislar sobre el consumo de las grasas trans. Te recomiendo este Artículo para ver donde conducen todos sus esfuerzos.

Las grasas y el sobrepeso

Está claro que el sobrepeso tiene muchos factores y que el ejercicio físico juega un papel igual de importante que la correcta alimentación.

No obstante esto es la base para prevenir la obesidad. Para evitar la acumulación de grasas hay que tener en cuenta también la fisiología de las grasas.

Las grasas son utilizadas por el cuerpo para muchas funciones, incluyendo:

  • la fisiología de la membrana celular
  • la absorción de vitaminas.
  • la producción de energía.

No digo con esto que este hecho sea el único responsable del origen del sobrepeso. Está claro que el sobrepeso es multifactorial, y que el ejercicio físico juega un papel igual de importante que la correcta alimentación, pero esto es la base, es la fisiología de las grasas buenas y malas y hay que tenerlo muy en cuenta.

Las grasas buenas se queman mejor y de forma más fácil. Las grasas malas se queman peor y de forma más difícil pero no por la naturaleza de ellas en sí mismas sino por la naturaleza de las membranas plasmáticas que crean al consumirlas.

Por este motivo, se recomienda el consumo de pescados en general, frutos y semillas secos, aceite de oliva, aguacate, carnes magras (tipo solomillo) y lácteos semidesnatados.

¿Existen Alimentos quema grasas?

Hoy en día está muy demostrado que todo pasa por las grasas y lo que debe recomendarse son alimentos con las llamadas “grasas buenas”.

Los alimentos no son quema grasa por ellos mismos, pero si pueden estimular la movilización de las grasas, o de los procesos enzimáticos.

grasas buenas y malas

Dentro de estos alimentos se encuentran:

1. Los frutos secos y semillas: la almendra, las nueces, avellanas, piñones, semillas de calabaza y semillas de girasol.

2. Las crucíferas: el brócoli, la col, berro, rábano, nabo, coliflor y repollo.

3. Pescados: el salmón y otros pescados azules o grasos como son el atún, la sardina, caballa, arenque, salmonete, jurel, boquerón, emperador.

4. Tés: te verde, negro, rojo, y blanco.

Además de Las Grasas Buenas y Malas, puedes leer..

Cómo reducir aún más la grasa corporal durante el ejercicio: Trucos

Reportaje sobre la Garcinia Cambogia

Quemadores de grasa: ¿funcionan?

Cómo perder grasa y no perder músculo

Cómo perder grasa abdominal

Dieta de la grasa: Todos sus secretos

Cómo quemar grasa corporal con deporte

Termogénesis: la respuesta del cuerpo ante las grasas

Cómo adelgazar haciendo ejercicio

Cómo eliminar la grasa abdominal fácilmente

En la página Consejos para Adelgazar tienes todos los consejos para adelgazar que se han publicado en el blog y que te ayudarán mucho en el día a día. ¡No te los pierdas!

Si quieres conocer más consejos sobre una buena alimentación y sus beneficios, te recomiendo que te pases por: Alimentación Saludable.

Todos los consejos en Consejos de Salud

Recibe las actualizaciones de Adelgazar y Salud en tu mail: Suscríbete Aquí, 🙂 es mucho más cómodo. 
Votación de los lectores
[Total:33    Promedio:2.9/5]
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on Pinterest

Comentarios en “GRASAS BUENAS Y MALAS: Toda la información

  1. Sara Paz

    Gracias !! Exelente explicacion !!!

  2. Pingback: Los carbohidratos y los ejercicios para eliminar grasa | Belleza Y Salud Al Dia

  3. Pingback: Todos los beneficios del aceite de oliva en nuestra salud. - Adelgazar y Salud

  4. Pingback: Efectivo menú con alimentos quema grasa - Adelgazar y Salud

  5. Pingback: Alimentos buenos para bajar el colesterol - adelgazarysalud.com

  6. lolendi

    Es que las grasas no son tan chungas… me hace gracia la cantidad de yogures y productos 0,0 que hay… 0,0 grasas pero OJO, y la cantidad de hudratos de carbono??? Este post es curioso: vitadieta.es/blog/las-grasas-no-engordan/

  7. Yemerlin Santos

    Excelente

  8. Las grasas buenas deben ser parte de una dieta saludable. Ya que pueden disminuir el riesgo de enfermedad. Pero se debe asegurarse de que se está comiendo grasas “buenas” en vez de grasas “malas”y en cantidades pequeñas .Felicitaciones por esta pagina esta muy completa !La recomendaré..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *