¿Aceite de Palma? Tu decides

El aceite de palma se ha convertido por méritos propios en una de las peores elecciones alimentarias que puedes hacer. Su perfil de ácidos grasos saturados unido a los problemas ambientales que conlleva su cultivo, lo han convertido en el malo malísimo de los aceites de consumo. A pesar de ello su producción crece imparable a nivel mundial.

Efectivamente el aceite de palma tiene todos los ingredientes para considerarse el peor aceite vegetal. Solo su precio, más bajo que el resto de aceites, no justifica su crecimiento de producción.

Solo unos datos: La producción mundial de aceite de palma se ha duplicado en la última década. En el 2000, el aceite de palma era el aceite vegetal más consumido y ya representaba el 41% de todos los aceites vegetales comercializados internacionalmente. En 2006, el porcentaje aumentó a un 65% y se espera que para el 2050 el porcentaje se duplique de nuevo.

¿Qué es el aceite de palma?

El aceite de palma es un aceite vegetal que se extrae del mesocarpio de la fruta de la palma, una palmera de origen africano. Hoy en día, el aceite de palma se cultiva en África, Asia, América del Norte y América del Sur, aunque un 85% de su producción viene de Indonesia y Malasia.

¿Por qué se considera al aceite de palma malo para la salud?

infografía con los efectos del aceite de palma en la salud

Existen varias razones y vamos a analizar todas ellas. La razón fundamental por la que el aceite de palma es malo para la salud, es por la presencia de ácidos grasos saturados e hidrogenados.

Dentro de las grasas saturadas también hay clases, por decirlo de alguna manera y no todas son malas o igual de malas. Estudios recientes han descubierto que las grasas saturadas realmente nocivas para la salud son las que tienen cadenas cortas y pares de carbono. ¿Adivinas a qué clase de ácidos grasos pertenece el aceite de palma? Si has pensado mal, acertaste.

Este tipo de grasa provoca disfunciones metabólicas, entre ellas, la diabetes. Pero no hemos terminado aún.

En el aceite de palma hay una alta concentración de estas grasas malas (saturadas e hidrogenadas) alrededor de un 50%, frente a un 15% que presentan otros aceites. A ello hay que añadir una pobre presencia de grasas buenas, alrededor de un 10%.

El aceite de palma y el cáncer

El aceite de palma se procesa a 200 grados para suavizar su sabor y depurarlo. Este tipo de refinado, según la Agencia Europea de la Seguridad Alimentaria (EFSA) que lo publicó en este estudio, es el que provoca la liberación del ácido graso glicidilo, un agente cancerígeno.

El aceite de palma y la metástasis

Aznar Benitah del Instituto de Investigación Biomédica, en un estudio basado sobre ratones inoculados con células tumorales ha demostrado la relación directa entre el consumo de grasas y la potenciación de las metástasis a través de la proteína CD36.

Aznar Benitah nos advierte que las grasas son necesarias pero el consumo exaggerado o el consumo de “ciertas grasas” como las que presenta el aceite de palma puede tener un impacto en salud como ya se ha demostrado antes para algunos tumores, como el de colon, y como ahora se ha demostrado para el proceso metastático.

El aceite de palma y el sobrepeso

Además de lo mencionado, se ha demostrado que el consumo del aceite de palma esta asociado a un mayor riesgo de padecer enfermedades, en concreto las relacionadas con el sobrepeso, el colesterol, la diabetes y la retención de líquidos.

Información nutricional del aceite de palma

100 gramos de aceite de palma contienen:

  • Calorías 884
  • Grasas totales 100  de las cuales:
  • Ácidos grasos saturados 49 g
  • Ácidos grasos poliinsaturados 9 g
  • Ácidos grasos monoinsaturados 37 g
  • Colesterol 0 mg
  • Sodio 0 mg
  • Hidratos de carbono 0 g
  • Fibra alimentaria 0 g
  • Azúcares 0 g
  • Proteínas 0 g
  • Vitamina A 0 IU Vitamina C 0 mg, Vitamina B6 0 mg Vitamina B12 0 µg
  • Calcio 0 mg Hierro 0 mg
  • Magnesio 0 mg

¿Donde se encuentra el aceite de palma?

Es muy apreciado en la industria alimentaria por sus características, ya que hace que los alimentos donde se utilizan sean más untuosos y cremosos, más crujientes y resistentes a la oxidación. Precisamente por su suntuosidad se utiliza mucho en repostería: para las coberturas de chocolate, en las cremas, snacks y aperitivos, pasteles, comida precocinada, chips y aperitivos.

A tanto ha llegado su uso que ya esta casi presente en todos los alimentos procesados, los cuales debes desterrar de tu dieta debido a su escaso interés nutricional y su exceso de hidratos de carbono refinados, azúcares, sal, y presencia de las peores grasas.

Aparte del sector alimentario es muy fácil encontrarlo en otro tipo de productos como cremas para el cuerpo y la cara, geles, jabones y detergentes, y, en general, se utiliza mucho en la industria cosmética.

¿Cómo identificar al aceite de palma en el etiquetado?

Las empresas que lo usan en sus productos están obligadas a reflejar su presencia en el etiquetado, pero lo hacen de diferentes formas para que sea más difícil su localización. Por ello, aparte de nombrarlo como aceite de palma aparece con los siguientes nombres:

  • Aceite de palmiste
  • Grasa vegetal (palma)
  • Grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste
  • Sodium Palmitate
  • Estearina de palma (Palm stearin)
  • Palmoleina u Oleina de palma (Palmolein)
  • Manteca de palma
  • Elaeis guineensis

Si no puedes recordar todos estos nombres, hay un truco infalible para saber si el aceite vegetal que aparece es de palma: Si el contenido en grasas saturadas es igual o superior al 50%, es más que probable que sea aceite de palma.

Además te puede interesar…

Propiedades del aceite de coco para la piel

Todo sobre el aceite de oliva

5 Beneficios de la leche de coco para tu salud

Si quieres conocer más consejos sobre una buena alimentación y sus beneficios, te recomiendo que visites: Alimentación Saludable

Conoce los Alimentos.

Recibe las actualizaciones de Adelgazar y Salud en tu mail: Suscríbete Aquí 🙂 es mucho más cómodo
Votación de los lectores
[Total:5    Promedio:3.6/5]
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *