Dieta para el Hígado Graso: fácil y segura

Una dieta para el hígado graso debe ser baja en hidratos de carbono. Y rica en antioxidantes, para intentar proteger el daño causado al hígado. Se debe combinar con ejercicio, para mejorar la resistencia a la insulina que suelen padecer las personas que tienen el hígado graso.

Perder peso es fundamental para las personas con sobrepeso e hígado graso. Por ello, además de ejercicio, es fundamental comer alimentos que combaten el daño celular, mejoran el uso de la insulina, y bajan la inflamación.

En este artículo vas a comprender por qué hay que eliminar ciertos alimentos e incluir otros en la alimentación de una persona con el hígado graso. Al final tienes una lista de dietas bajas en hidratos de carbono, fundamentales para el tratamiento del hígado graso y la pérdida de peso

Estos alimentos deben procurar bajar la grasa acumulada en el hígado y deben cumplir 3 requisitos:

  1. Deben ser grasas saludables
  2. Deben tener muchos antioxidantes
  3. Los carbohidratos que tomes deben ser complejos.

Alimentos a incluir en una Dieta para el Hígado Graso

  • Pescado, de todo tipo. ( El bacalao, el salmón y las sardinas son buenas fuentes de omega 3): grasas saludables.
  • frutas (las menos dulces). Son ideales el plátano, el kiwi, y los albaricoques
  • Frutos secos, en especial las Nueces por la gran cantidad de selenio(un potente antioxidante) que tiene.
  • Aceite de oliva
  • Verduras ( en especial el brócoli, guisantes y todas las verduras de hoja verde y ancha)
  • Los productos lácteos, como la leche y yogur, (ricos en potasio)
  • Carnes magras
  • cuerpo humano con el higado inflamado, dieta para el hígado graso

Además de los alimentos mencionados hay que incluir el ajo crudo (puede mejorar la resistencia a la insulina y ayudar en la descomposición de las grasas) y el té verde.
El resveratrol, que proviene de la piel de las uvas rojas, puede ayudar a controlar la inflamación.

Alimentos prohibidos en una Dieta para el Hígado Graso

Las personas con un hígado graso a menudo son resistentes a la insulina. Sus cuerpos y no producen insulina, por lo que la glucosa se acumula en la sangre y el hígado recibe un extra de grasa. Por ello los alimentos que no debes tomar bajo ningún concepto son:

  • Azúcar: El peor de los enemigos. Incluye todos los alimentos que lleven azúcar como: refrescos, dulces, zumos artificiales, bebidas deportivas, pasteles, bollos, helados, cereales para el desayuno. Si se puede evitar los edulcorantes también.
  • Los alimentos que contengan Almidón: pan, pasta, arroz, patatas, patatas fritas, patatas fritas, avena, muesli y así sucesivamente. productos integrales son un poco menos malo.
  • Las leguminosas: las alubias y lentejas son ricas en hidratos de carbono.
  • Cerveza y alcohol: Llenos de hidratos de carbono de absorción rápida, para nuestra desgracia.

Las grasas en una Dieta para el hígado graso

Ciertas grasas pueden mejorar tu sensibilidad a la insulina, permiten que las células pueden absolver el azúcar de los alimentos por lo que el hígado no tiene que almacenar la grasa. Estas grasas son:

Los ácidos grasos omega-3 ( se encuentran en el pescado, aceite de pescado, aceites vegetales, verduras de hoja verde, frutos secos, semillas de lino y aceite de linaza.

Por la misma razón debes mantenerte alejado de las grasas saturadas. Come menos carne y olvídate de la carne roja y los embutidos. Evita los productos horneados y alimentos fritos con aceites de palma o de coco. Estas grasas conducen a crear más depósitos de grasa en el hígado.

Votación de los lectores
[Total:12    Promedio:2.7/5]
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *