Ejercicios para el dolor de espalda

Los ejercicios para el dolor de espalda son fundamentales para reforzar tu columna y evitar el sufrimiento que provoca. Son fáciles de seguir y te van a ayudar mucho. No dejes que el dolor paralice tu vida, plántale cara.

De la misma manera que sabemos que el exceso de peso puede causar o agravar el dolor de espalda, la falta de ejercicio también es una causa importante del dolor de espalda.

Y a la inversa, un programa de ejercicios para la espalda practicado de forma regular y sostenida te ayudará a aliviar los episodios de dolor y evitar (o minimizar) futuros episodios de dolor de espalda.

Por qué los ejercicios para la espalda evitan el dolor

El movimiento y el ejercicio son las únicas maneras de promover un adecuado flujo de sangre que, a su vez,  distribuye los nutrientes de los alimentos en el espacio intervertebral y en los tejidos blandos que están alrededor de la columna vertebral.

Este intercambio de nutrientes a través del ejercicio mantiene los discos, músculos, ligamentos y articulaciones de la espalda sanos.

Los ejercicios para el dolor de espalda, por otro lado, aumentan la flexibilidad y la fuerza muscular. Unos músculos sanos protegen los huesos y las articulaciones.

Como hemos visto, también aumenta el flujo de sangre, permitiendo que ésta llegue a la zona de la lesión.

¿Qué es mejor: el Reposo o el Ejercicio?

Hasta hace poco tiempo, cuando una persona tenía dolor de espalda se le recomendaba reposo absoluto. No obstante se ha demostrado que la inactividad debilita los músculos que sostienen la columna vertebral y, de continuar mucho tiempo, pueden prolongar la recuperación o incluso empeorar las lesiones de columna.

mujer sujetando su zona lumbar haciendo ejercicios para el Dolor de espalda

Cuando los pacientes no hacen suficiente ejercicio durante un largo período de tiempo, las estructuras de soporte de la columna en la parte posterior se debilitan.

Esto produce un aumento del dolor, el cual puede provocar que las personas que lo sufren se vuelvan, aún, más inactivas. De esta forma se crea un círculo vicioso.

El reposo en cama es sólo útil para un corto período de tiempo, después de haber tenido dolores, como uno o dos días. En la mayoría de los casos, el movimiento y los ejercicios para el dolor de espalda proporcionan más alivio del dolor que el reposo en cama y la inactividad.

Los episodios de dolor de espalda también pueden agravarse si el paciente aumenta de peso durante los períodos de inactividad, algo que ocurre con frecuencia. Cuanto más sobrepeso del paciente, el dolor de la espalda se vuelve más grave y más frecuente.

A continuación te muestro un vídeo con unos sencillos ejercicios para el dolor de espalda

Consejos para realizar adecuadamente ejercicios para el dolor de espalda

Votación de los lectores
[Total:6    Promedio:2.7/5]
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *