Cómo cuidar la piel: los mejores trucos

Te enseño cómo cuidar la piel. Todos queremos tener una piel sana. La piel dice mucho de nosotros, es nuestra envoltura y nuestra carta de presentación. No importa la edad que tengas si tienes una buena piel, sana y cuidada.

Siempre se valora la juventud de la piel, pero esto es algo pasajero: se tiene una piel joven cuando se es joven. Aunque si sigues estos trucos puedes alargar la vida de tu piel y conseguir muy buen aspecto, independientemente de tu edad.

Cómo cuidar la piel: 5 trucos

chica en la piscina, cómo cuidar la piel

Evita las duchas y baños largos y calientes

Las duchas y baños largos y calientes eliminan los aceites protectores naturales de nuestra piel. El agua caliente hace que los vasos capilares se dilaten o contraigan más allá de su capacidad, lo que a su vez puede ocasionar una caída o subida brusca de la presión arterial.

Con respecto a la piel, las duchas calientes pueden fomentar la  dermatitis atópica debido a que arrastran la grasa que protege a la piel contra el frío. La dermatitis atópica es una enfermedad producida por la sequedad de la piel. Se caracteriza por producir picores en varias áreas del cuerpo.

Cómo limpiar tu piel en el baño

La mejor manera de limpiar la piel es frotando suavemente la epidermis con escamas o con una esponja con un movimiento circular, para eliminar las células muertas. Para conseguir una piel extra-suave, puedes echar unas gotas de aceite natural en la esponja antes de frotar. Los mejores aceites son el aceite de coco, el aloe vera y el aceite de oliva.

Limpia tu su rostro, cuello y escote con agua fría natural y espolvorea a continuación agua de rosas con glicerina.

Mantén tu piel perfectamente hidratada

Debes considerar la piel del cuello y del pecho como una extensión de la piel de tu cara pues se trata de una piel muy sensible con mucha exposición. Por esta razón es la parte de nuestra piel que primero muestra los síntomas de envejecimiento: sequedad, manchas solares y arrugas.

Para mantener esta piel sana, debes usar cremas faciales hidratantes en la limpieza. Existen cremas hidratantes que limpian e hidratan suavemente, son mucho mejores que los geles y jabones con aromas que,en muchas ocasiones deshidratan la piel. Para culminar la hidratación de esta parte de la piel, lo ideal es usar una mascarilla hidratante facial dos veces al mes.

Otra forma de mantener tu piel perfectamente hidratada es usando un humidificador por la noche en tu dormitorio. El aire hidratado penetrará en tu piel mientras duermes.

Consejo extra: olvídate de los productos con color y fragancias, también de los jabones que producen burbujas y de los que tienen la etiqueta de “antibacterianos”. Todos ellos pueden secar e irritar la piel.

Un truco estupendo para mantener la piel de tus manos y pies hidratada es usar unos calcetines y guantes una vez has extendido una crema hidratante.

Debes cambiar de cremas hidratantes cada vez que cambian las estaciones. Por ejemplo, en invierno la piel necesita más humedad, por ello deben usarse cremas hidratantes más intensas.

Usa un pulverizador que incorpore aceites esenciales de rosa, sándalo o bergamota mezclados con agua. Estos aceites son excepcionales para hidratar la piel. La piel es más flexible cuando está hidratada, por lo que podrás contrarrestar las líneas de expresión y las arrugas.

Protege tu piel de las inclemencias del tiempo y del ambiente

Existen 3 killers de la piel: fumar, comer muchas grasas y tomar el sol. Los tres envejecen la piel prematuramente.
En este blog tienes muchos artículos que te hablan de la necesidad de hacer una dieta equilibrada por lo que no haré más hincapié en ello.

Con respecto al daño del sol, la mejor manera de protegerse es con una crema hidratante que contenga vitamina C junto a un protector solar alto. La crema ayuda a prevenir el daño facial de la piel y la deshidratación. El bloqueador solar te protege de los rayos ultravioletas del sol y evita la creación de las arrugas.También son muy buenas las cremas para la piel con vitamina E o beta-caroteno.

Mantén tus manos fuera de tu cara

Las manos son un foco de infección porque tocan muchas superficies, son un imán para la suciedad y para los gérmenes. En el momento que tocas tu cara con las manos estás transfiriendo toda esta suciedad a tu piel. Si te tocas un granito o una herida en la piel de tu cara, las posibilidades de infectarlo aumentan un 50%, así que ya lo sabes, las manos, fuera de tu cara.

Además de Cómo cuidar la piel, te puede interesar…

Cómo mantener una piel saludable

Todo sobre la salud de la piel

Las mejores vitaminas para la piel

Mitos sobre la celulitis en la piel

Repara tu piel después del sol

Remedios para la piel seca

Qué es la nutricosmética

Los mejores alimentos para la piel

Beneficios del aceite de coco para la piel

Belleza y Salud

Todos los consejos en Consejos de Salud

Recibe las actualizaciones de Adelgazar y Salud en tu mail: Suscríbete Aqui 🙂 es mucho más cómodo.
Votación de los lectores
[Total:0    Promedio:0/5]
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *